¡Junio llego!, ya falta menos para que el  verano este aquí, y con ello la temporada de tomates, nada mejor que comer tomates en esta época aparte de estar muy económicos, el sabor es increíble.

Particularmente me encantan hacer este tipo de platos al horno, quedan muy bien y no tienes que usar tanto aceite. La receta es muy sencilla, simplemente tienes que tener quinoa ya preparada para que sea mas rápida la elaboración, yo por lo general cuando la cocino suelo hacer gran cantidad porque aguanta mucho en nevera y también la puedes congelar, te aconsejo que si no tienes mucho tiempo y quieres llevar una dieta con este ingrediente siempre la tengas preparada, la verdad es muy versátil, te sirve para ensaladas, como contorno o para rellenos como en esta receta (hago lo mismo con las legumbres).

Ya veo a todos se emocionados con la llegada del verano,  la verdad yo le tengo un amor odio, es muy divino si vas a la playa (me encanta), pero si te toca quedarte en Madrid quieres que pasen los días rápido, aquí el calor es extremo, y cuando les digo extremo no exagero, sientes que te vas a derretir jejeje, espero compartirle recetas como estas que son muy ligeras para esta época y caen muy bien.

Ingredientes para 3 personas:

  • 6 tomates medianos.
  • 1 taza de quinoa ya cocida.
  • 1 cebolla blanca dulce.
  • 2 dientes de ajo machacados.
  • 200 gr de espinaca.
  • 100 gr de champiñones.
  • 15 ml de aceite de oliva.
  • 15 ml de vinagre de vino blanco o de manzana.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Queso mozarella (opcional).

Procedimiento:

  1. Lavar los tomates, picar la parte de arriba y quitar las semillas con una cuchara, reservar, con los restos vamos a procesar y colar.
  2. Cortamos la cebolla en julianas finas, y los champiñones en cuartos.
  3. En una sartén o cacerola grande colocamos el aceite de oliva, al calentar agregamos la cebolla, doramos, agregamos el ajo y los champiñones, removemos por 5 min, y agregamos las espinacas.
  4. Una vez pasado unos 3 min sin dejar de remover agregamos el vinagre, desglasamos, rectificamos el sabor con sal y pimienta al gusto, apagamos y agregamos la quinoa.
  5. Pre calentamos el horno a 200 ºC
  6. Le colocamos sal a los tomates, y rellenamos uno a uno (si queremos podemos agregar el queso de nuestra preferencia, yo lo pongo al final), y los colamos en una bandeja previamente engrasada.
  7. Con el zumo del tomate que habíamos reservado vamos a bañarlos y horneamos por 25 min aprox. hasta que se vea la piel arrugada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s