Siempre tengo garbanzos en casa y cuando los hago trato de que sea mucha cantidad para luego congelar (se que esto lo digo mucho pero es una manera de ahorrar trabajo, dinero y tiempo), al tener varias bolsitas individuales puedo ponerme creativa a la hora de comer, con los sabores y la textura. Desde que me volví vegetariana descubrir aún más la diversidad que puede haber  a la hora de cocinar legumbres ya que si la comes siempre igual te llegan a cansar o aburrir, una de las cosas que es importante decir que aunque le estemos añadiendo mucha textura y especias siempre va a tener sabor a la legumbre que usemos, hay unas que se disimulan más que otras pero si usas garbanzo va a saber a garbanzo.

La legumbres siempre son una buena opción en cualquier tipo de dieta, así no seas vegano o vegetariano, como se que la mayoria (incluyendome) siempre la tomamos prácticamente igual, tipo en sopas, potajes, cremas, entre otras, quise hacer una receta bastante diferente y fuera de lo común.

Esta es una buena opción para variar un poco el menú, no es costosa, y es bastante fácil de hacer.

Ingredientes para 3 personas.

Para la salsa:

  • 1/2 cebolla blanca.
  • 2 dientes de ajo.
  • 400 ml de tomate triturado (una lata), que no sea frito.
  • 2 cdas de aceite de oliva.
  • 1 cda de orégano seco.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal y pimienta al gusto.

Para las albóndigas.:

  • 2 tazas de garbanzos cocidos.
  • 1 cdta de ajo en polvo.
  • 1 taza Harina de garbanzos o de arroz, si no tienes también puedes usar, trigo sarraceno, harina de trigo común, pan rallado.
  • 1 cda de comino en polvo.
  • 1 cda de pimentón dulce en polvo.
  • 1 cda de orégano seco.
  • 2 cda de aceite de oliva.

Topping: hoja de albahaca fresca.

Procedimiento:

La salsa:

  1. Procesamos o picamos el ajo y la cebolla, que quede pequeño.
  2. En una olla mediana colocamos el aceite de oliva, cuando caliente agregamos la cebolla y el ajo, cocinamos sin dejar de remover por 5 min y agregamos el tomate triturado, removemos y agregamos la hoja de laurel, orégano seco, sal/pimienta y cocinamos por 10 min a fuego bajo. Apagamos y reservamos.

Albóndigas:

  1. Procesamos el garbanzo hasta que quede bien triturado, lo colocamos en un bowl y agregamos el resto de ingredientes, amasamos y llevamos a la nevera por 10 min.
  2. Formamos las albóndigas, y las llevamos de nuevo a la nevera por 5 min más.
  3. En una olla grande (que nos sirva para agregar luego la salsa), colocamos el aceite de oliva y calentamos, vamos agregando una a una las albóndigas y les damos vuelta con cuidado para que no se nos deformen y duren bien. Una vez ya todas doradas agregamos la salsa, la removemos hasta que las albóndigas estén bien cubiertas, y dejamos cocinar por 10 min, y ¡listo! nosotros la acompañamos con spaguetti de calabacín , tomates cherry y hojas de albahaca fresca.

 

 

Notas:

  • Si la masa queda muy húmeda es importante que agreguen más harina, si no le agregan si van a deshacer cuando las pongamos a dorar.
  • Podemos hacerlas con otras especias, como curry, curcuma entre otros.
  • Si la acompañas con tomate cherry agregalos antes de apagar el fuego, si usas albahaca fresca, agregala antes de servir.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s