Invítame un café.

¡Gracias! Sí, gracias a ti por leer mi recetas en el blog y formar parte de esta red social que se transforma en una linda comunidad.

Te confieso que no siempre es fácil conciliar una vida donde: te levantas para ir a trabajar, pasas horas de pie sacando pedidos y estar 24/7 en la cocina, para luego llegar a casa: sentarte a escribir recetas, probarlas y tomarle fotos (lo más bonito que se pueda).

A pesar de todo esto, es algo que me apasiona y más si me permite interactuar con ustedes. Me encanta leer sus comentarios y ver cómo hacen mis recetas en casa.

Para tener un empujón de comprar más ingredientes, y así ustedes puedan seguir disfrutando de estas recetas gratuitas, pueden apoyarme invitándome un café virtual.

¿Cómo lo haces? pues dale click a esta imagen y podrás ayudarme.

Vamos tomémonos ese café.